Exposiciones Personales

Palabras de José Fuster en la Inauguración. Raúl Navarro, 2006.

La ejecución de actividades artístico – ambientales en el seno de una determinada comunidad es un factor importantísimo en la elevación de la calidad de vida de su gente. El hecho de que estas actividades artístico – ambientales estén constituidas por objetos cuya permanencia temporal estén garantizadas a través de su constitución física y si esta última, en su expresión plástica se encuentran vinculada además con los signos de identidad creados y reconocidos por sus habitantes, entonces nos encontramos ante un hecho cultural que, en su expresión de arte público, se reafirma en el papel de activador social.

muro1
Mural Homenaje a la Plástica Contemporánea

El proyecto comunitario del Estudio Taller Fuster ha logrado por todo lo anterior un reconocido prestigio en toda la comunidad costera del poblado de Jaimanitas a partir de las acciones artísticas de carácter urbanísticos y arquitectónicos que, en su hacer transformador de fachadas de viviendas e intervenciones puntuales, contribuye a un desarrollo estético – ambiental del lugar constituyéndose en un hecho sin precedentes en el país.

Las inquietudes civiles de Fuster se han expresado históricamente en su creación artística desde que comenzó “construyendo” sus ciudades a partir de maquetas de viviendas populares individuales con las cuales, tanto el artista como el público usuario, podían conformar, de acuerdo con los gustos personales y los espacios disponibles, sus propias ciudades en un accionar artístico – performático que enunciaba, de manera anticipada, las acciones artísticas que posteriormente se abrirían paso en nuestro país con las denominadas actividades de arte contemporáneo.

Para Fuster la acción performática es un concepto que va más allá del propio accionar del artista en la creación de un artefacto, es la concepción en la cual artista y usuarios, de manera mancomunada, establecen una participación en la cual el primero, a partir de una idea prístina, establece los parámetros generales en el cual los segundos se incorporan de manera directa con sus acciones o indirectamente con sus ideas en la confección de la obra que a partir de ese momento se convierte en colectiva y, en el caso que nos ocupa, trasciende al escaso espacio temporal de lo efímero para establecerse como patrimonio de una colectividad.

La “Construcción Fusterana de Ciudades ideales” ha evolucionado, desde la dimensión espacial y contenidista del salón de una galería artística, hasta alcanzar una escala en la cual la obra artística desborda el estrecho marco de un local exclusivo para la concurrencia de una selecta audiencia conocedora del contenido del mismo, para invadir el espacio comunitario y llevar su mensaje de cultura y educación estética a los ciudadanos que convivirán, entonces, dentro de una obra artística que lo conciben como propia.

He ahí el secreto de su aceptación.

ps1

ps2

ps3

Raúl Navarro, 24 de marzo de 2006

S5 Box

Login

Register